Volviendo A Casa…(cap 5)

Bien temprano Sali a la YPF del pueblo a comprar una linga de ajuste para trabar mejor el tanque y averiguar cómo seguía el camino que supuestamente ya empezaría a ser de asfalto. Los playeros me desayunaron con la noticia que todavía quedaban mínimo 190 km de ripio y en peor estado del que ya habíamos recorrido, porque la ruta se había “reventado” en el invierno. Así de desmotivado y entregado, agarre bien el tanque, cargamos mucho gasoil y agua para tener fresca, y salimos.
Al poco andar era agotador, había que ir lento por las piedras y el serrucho, le sumamos el calor y estaba duro el día. Nos cruzamos un auto sin nafta que estaba siendo auxiliado por otro y unos km más adelante otro que había cortado dos neumáticos con las piedras y esperaba el auxilio de Jacobacci, intercambiamos frases de optimismo y seguimos.
En Maquinchao un muchacho me hacía muchas señas, paramos y me indicó que llevábamos el paragolpes trasero medio colgando. Con tanto serrucho se había rajado el caño por la costura. No tenía muchas ganas de renegar así que soga mediante lo pusimos en el lugar, le agradecimos y seguimos viaje.
¡Ya pasando Sierra Colorada hacíamos partes del trayecto asfaltado, así que avanzábamos más aliviados y llegamos a Valcheta a media tarde con 43 grados! Lo primero que buscamos fueron los bomberos para nuestra cotidiana carga de agua y datos de donde dormir ya que habíamos pasado pocos kilómetros, pero muy agotadores.
¡Nos mandó al camping municipal con pileta! Un lindo lugar, por dormir no nos cobraron nada, pero la pileta la vacían de noche, así que la refrescada fue en la ducha nada más.
Al otro día pasamos por lo de una señora a saludarla de parte de mi viejo. Él de joven pasaba como viajante por la zona, y hacia más o menos 28 años que no tenían noticias. Lindo momento cuando la señora se acordó de mi viejo y se llamaron de inmediato por teléfono, los dejamos conectados charlando y salimos rápido rumbo a Las Grutas!. Ya nos había mostrado Valcheta el poder de su calor, el camino muy árido pero cruzamos unas tortugas en el camino y algún que otro animalito que sobre todo, le hacían el viaje más entretenido a Ian.


Llegamos cerca del mediodía a Las Grutas con un hermoso día para playa y nos fuimos al final de la costanera camino al norte, donde había un playón solo y tranquilo para parar sin molestar a nadie con vista al mar. El municipio tiene fama de no dejar parar, pero la verdad, quizás debido a la fecha, tuvimos suerte. Nadie se nos acercó a corrernos ni nada por el estilo. Pasamos un lindo día de playa, nos bañamos en los piletones cavados en la piedra y salimos a caminar por la costanera.


Al otro día era 31 de diciembre, así que decidimos por tranquilidad y seguridad, ir a conocer un lugar que nos habían sugerido. Punta Verde en San Antonio Oeste. Un lindo lugar con fogones, una bella costanera, servicio de guardavidas y unos arbolitos para sombra más unas sombrillas de paja. Hicimos otro día de playa y a la noche preparamos un asadito para despedir el año con los fuegos artificiales de fondo que se veían a lo lejos en Las Grutas.

Año nuevo, comienzo nuevo, había que ir planificando la vuelta.
Así que encaramos destino a La Adela, Rio Colorado, ya que habíamos dormido tan bien en su costa. Un viaje tranquilo, poco paisaje pero muchas banquinas incendiadas. A media tarde ya estábamos de nuevo aplacando el calor en el agua del río. ¡Yo particularmente iba medio triste, no me quería volver! Venia terminando nuestro primer sueño y no quería que se acabe.
Al otro día compramos unos salamines, quesos y productos regionales y seguimos destino a Bahía Blanca a visitar parientes donde pasamos un lindo día con ellos y comimos. Hasta nos vicitó un vecino de mi tío que conocía la historia del camión por internet, charlamos un rato, compartimos y ya al otro día el destino era sabido, había que volver a “casa”.
Hacia bastante calor, así que salimos temprano y emprendimos una vuelta mucho más silenciosa. Paramos en Tres Arroyos a comer y yo quería hacer noche en el río Quequén Salado para estirar un día más la agonía, pero el resto de la familia prefería terminar el día en casa. Votación mediante no quedo otra que volver. ¡Llegamos en silencio, llenos de orgullo y agradecimiento a quienes nos ayudaron a cumplir nuestro primer sueño! ¡Habíamos probado a SAN a fondo y teníamos una lista grande de cosas a mejorar y una más grande de cosas positivas!

Si recién nos empezas a leer te dejo el enlace al comienzo!:

El Primer Gran Viaje (cap1)

Ahora, Nos toca un tiempo de viajes cortos por la zona, mucha playa! y vuelven los post de mejoras. Tenemos muchos pequeños proyectos para mejorar a SAN como los paneles solares, un malacate y a revestir y mejorar las instalaciones! Gracias por leernos, saludos a todos.

Camping Valcheta

Es municipal y no nos cobraron nada

Las Grutas

Estacionamiento

Punta verde

San Antonio Oeste

Publicado en Viajes y etiquetado , , , , , , , , , , , , , .

2 Comentarios

  1. Muy bueno! esperamos pronto seguir deleitándonos con los relatos, vivencias, percances y soluciones, experiencias e imágenes de sus viajes! Saludos desde sierras de Córdoba..

    • Gracias por leernos!! entramos por corto tiempo a boxes para mejorar un poco las comodidades pero vamos a seguir por nuestra zona, vamos a tratar de publicitar pueblitos lindos jajaja un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *